Muchas personas creen no saber que es la nube, es un término relativamente nuevo para denominar algo que lleva existiendo prácticamente desde el nacimiento de los ordenadores. Una nube es un servidor que nos ofrecerá unos servicios y estará disponible en la red, tanto en la red privada como en una red pública (internet). Las nubes más conocidas son las de almacenamiento de datos.

Nube pública

Una infraestructura de nube pública es una nube compartida por varios usuarios. Las nubes públicas son de fácil escalabilidad y podremos expandir los recursos cuando sea necesario. En realidad, esos recursos siempre están físicamente en la maquina pero el proveedor del servicio los administra para poder obtener un beneficio razonable.
nube publica Las nubes públicas son ideales para los pequeños y medianos negocios que tienen demandas fluctuantes, por ejemplo, negocios de temporada como restaurantes en la costa. El principal beneficio de la nube pública es la velocidad con la que puede implementar los recursos TI y la capacidad de pagar solo los recursos necesarios para el funcionamiento correcto de la empresa.
nube publica Además se reduce el coste en seguridad debido a que son las empresas proveedoras las que se encargan de estos servicios.

Nube privada

Una nube privada funciona de forma similar a una nuble pública, la información se envía a través de la red de igual forma pero la totalidad de los recursos del servidor estarán disponibles para el propio uso de la empresa, puede estar alojado físicamente en el mismo centro de trabajo o en un centro de datos. La nube privada ofrece toda la agilidad, escalabilidad y eficiencia de la nube pública.

Las ventajas de la nube privada respecto a la nube pública es que podemos elegir todo el hardware minuciosamente.

¿Cuál escoger?

El coste de tener una nube publica es menor, por ello para pequeñas y medianas empresas que no necesiten un hardware especifico o unas medidas de seguridad fuera de las comunes nos decantariamos por el uso de una nube pública.