centro de procesamiento de datos

A medida que las tecnologías se centran en la computación en la nube y la convergencia de infraestructuras continúan evolucionando, los administradores de centros de datos necesitan redefinir sus estrategias para permitir una mayor capacidad de procesamiento para asegurar que se satisfagan las demandas de los usuarios de un servicio ininterrumpido y de alta calidad.



La clave de este realineamiento es abarcar las últimas estrategias de eficiencia térmica, flujo de aire, energía y monitoreo ambiental.



Para ello, los administradores de centros de datos deben trabajar para identificar dónde están asignados actualmente sus recursos y cómo pueden optimizarse mejor.



Vamos con las 6 mejores prácticas para administrar un CPD:



1-        Controlar la gestión del flujo de aire. Lo más crítico es separar el aire caliente y el frío dentro de la sala de servidores. Existen tres soluciones básicas: Armarios rack con conductos de escape verticales, contención de pasillos calientes y contención de pasillos fríos.



2-       Eliminar las barreras para aumentar la densidad de potencia/calor. El aislamiento puede lograrse utilizando accesorios tales como paneles de relleno, tapas para rack, barreras de aire y cepillos.



3-       Monitorización de armarios rack. Es importante trabajar con soluciones rack capaces de monitorizar la temperatura ambiental de los bastidores de 19 pulgadas.



4-       Monitor de potencia. Las unidades de distribución inteligente (PDU) con capacidades de monitorizar los niveles de voltaje, corriente, potencia (kW) y energía. (kilovatio-hora).



5-       Supervisar el tiempo de actividad y los informes de estado. Comprobar los informes individuales del tiempo de actividad del sistema y observe atentamente el estado de varios sistemas regularmente.



6-       Sistemas de AACC para salas o racks. Puedes pedirnos presupuesto para una instalación a medida en su centro de procesamiento de datos de sistemas de refrigeración tanto a nivel de racks como a nivel de salas especializadas.



Como conclusión, es importante tener controlado y monitorizado el CPD las 24 horas del día los 365 días del año.